Esta ficha técnica ya no será puesta al día. La información que presenta, por tanto, puede no estar actualizada.
Ficha técnica - Abril de 2004

El financiamiento concesionario del FMI en el marco del SRAE

El FMI ha brindado asistencia financiera en condiciones concesionarias a países miembros de bajo ingreso desde mediados de los años setenta, primero por medio del Fondo Fiduciario y posteriormente a través del servicio de ajuste estructural (SAE) y del servicio reforzado de ajuste estructural (SRAE). En noviembre de 1999 el SRAE fue reemplazado por el servicio para el crecimiento y la lucha contra la pobreza (SCLP).

Antecedentes

El FMI ha procurado responder a los problemas de balanza de pagos que confrontan muchos de los países más pobres del mundo ofreciéndoles financiamiento en condiciones concesionarias. A partir de mediados de los años setenta, dicha asistencia se puso a disposición de los países a través del Fondo Fiduciario. En marzo de 1986, estos recursos empezaron a brindarse en el marco del servicio de ajuste estructural (SAE) y, desde diciembre de 1987, por medio del servicio reforzado de ajuste estructural (SRAE). En diciembre de 1993, el SRAE fue ampliado y prorrogado. En septiembre de 1996, el SRAE se transformó en servicio permanente, convirtiéndose en el elemento central de la estrategia de la institución para ayudar a los países de bajo ingreso. Además, al comienzo, la participación del FMI en la Iniciativa para la reducción de la deuda de los países pobres muy endeudados (PPME) se vinculó a operaciones especiales en el marco del SRAE de carácter más concesionario.

Entre 1977 y 1981 se desembolsaron DEG 3.000 millones (unos US$3.800 millones) a través del Fondo Fiduciario. Durante el período en que estuvo en vigor el SAE, desde marzo de 1986 hasta diciembre de 1995, se desembolsaron DEG 1.800 millones (unos US$2.400 millones). Entre diciembre de 1987 y noviembre de 1999, se desembolsaron DEG 7.600 millones (unos US$10.700 millones) en el marco de 90 programas respaldados con recursos del SRAE en 52 países. En total, 56 países de bajo ingreso se beneficiaron de esta asistencia: casi mil millones de personas, de las cuales al menos la mitad sobrevivía con menos de US$1 por día.

Cómo funcionaba el SRAE

La posibilidad de acceder a los recursos del SRAE se basaba principalmente en el ingreso per cápita del país y en la medida en que reunía las condiciones de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), el servicio en condiciones concesionarias del Banco Mundial. Un total de 80 países miembros de bajo ingreso estuvieron habilitados para recibir asistencia a través del SRAE.

De satisfacer estos requisitos, los países podían obtener en préstamo hasta un máximo de 140% de su cuota en el FMI en virtud de un acuerdo trienal, aunque en condiciones extraordinarias dicho límite podía aumentar a un máximo del 185% de la cuota. La tasa de interés anual de los préstamos del SRAE era del 0,5%, estableciéndose que se efectuarían reembolsos semestrales. El plazo de reembolso comenzaba a los cinco años y medio después del desembolso y concluía a los diez años.

Las operaciones en el marco del SRAE se financiaban principalmente con contribuciones de una amplia gama de países miembros del FMI, mediante préstamos y donaciones a la Cuenta Fiduciaria del SRAE, que administraba la institución. Los recursos comprometidos a la Cuenta de Préstamos de la Cuenta Fiduciaria, integrada por fondos de los acreedores del SRAE para conceder représtamos a países habilitados para recurrir al SRAE, ascendían a DEG 10.000 millones (unos US$14.000 millones), de los cuales DEG 7.300 millones (US$10.100 millones) se habían desembolsado al 22 de noviembre de 1999.

Por qué se reemplazó el SRAE por el SCLP

En 1999, se creó el mecanismo participativo de los DELP (documento de estrategia de lucha contra la pobreza) a fin de centrar mejor los esfuerzos que despliegan los países para reducir la pobreza. La intención fue que el sistema de los DELP trajera consigo cambios sustantivos en la formulación nacional de los planes económicos. Dichos cambios incluirían políticas más claramente centradas en el crecimiento y la reducción de la pobreza, la plena integración de los elementos antipobreza y macroeconómicos del programa, y un mayor grado de participación de la sociedad civil e identificación de los países con el programa, que, a su vez, se traducirían en una mayor coherencia en la aplicación de la política económica.

Los organismos de asistencia externa necesitaban modificar la forma en que sus programas afianzaban los esfuerzos de las autoridades nacionales. A fin de señalar el cambio en cuanto al contenido y a los procesos de respaldo del FMI en condiciones concesionarias, en noviembre de 1999 se creó el servicio para el crecimiento y la lucha contra la pobreza (SCLP) como instrumento clave de la institución para ayudar a los países en la ejecución del sistema de los DELP. El respaldo del FMI se destinaría más específicamente a los ámbitos básicos de su cometido, pero al mismo tiempo estaría más armonizado con el enfoque global de reducción de la pobreza y la mayor identificación de los países con sus programas.

Para más información sobre el SCLP, véase
/external/np/exr/facts/spa/prgfs.htm


DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100