(Aerial view of Tashkent in Uzbekistan / photo: iStock)

Boletín del FMI : El FMI aprueba US$130 millones a favor de los países más afectados por el ébola

26 de septiembre de 2014

  • Guinea, Liberia, Sierra Leona se enfrentan a una fuerte disminución de los ingresos tributarios y a nuevas necesidades de gasto
  • La participación del FMI refleja el creciente impacto macroeconómico del brote de ébola
  • El FMI está trabajando arduamente con los países afectados y sus socios en el desarrollo, señaló la Directora Gerente del FMI, Christine Lagarde

A medida que aumenta el número de fallecidos por el ébola y se extiende el impacto económico de esta crisis, el FMI interviene para proporcionar asistencia financiera de emergencia por un total de US$130 millones a Guinea, Liberia y Sierra Leona, los tres países de África occidental más afectados por la epidemia.

Trabajadores médicos en Freetown aprenden a protegerse del ébola en una sesión de capacitación (foto: Xinhua/Huang Xianbin).

Trabajadores médicos en Freetown aprenden a protegerse del ébola en una sesión de capacitación (foto: Xinhua/Huang Xianbin).

EPIDEMIA DE ÉBOLA

El 26 de septiembre el Directorio Ejecutivo del FMI aprobó de manera expedita asistencia financiera de emergencia para cubrir una parte sustancial de las necesidades de financiamiento, estimadas provisionalmente en alrededor de US$300 millones, que han surgido a raíz de la crisis humanitaria. Los países están luchando contra el brote de ébola en un contexto de instituciones frágiles y sistemas médicos deficientes, y se están enfrentando a importantes disminuciones de los ingresos fiscales y necesidades adicionales de gasto para combatir este brote.

La participación del FMI refleja el creciente impacto macroeconómico de esta crisis en países que estaban logrando avances para superar muchos años de fragilidad e inestabilidad. La asistencia financiera adicional para luchar contra esta epidemia se ajusta al mandato del FMI consistente en respaldar a los países miembros en momentos de tensión económica y social para hacer frente a necesidades de financiamiento de balanza de pagos y fiscales.

Impacto económico cada vez mayor

“El brote de ébola en Guinea, Liberia y Sierra Leona ya se ha cobrado demasiadas vidas”, señaló la Directora Gerente del FMI, Christine Lagarde. “Esta crisis humanitaria también podría tener profundas consecuencias económicas. Los gobiernos de Guinea, Liberia y Sierra Leona solicitaron asistencia al FMI para intensificar sus esfuerzos a fin de contener esta epidemia sin precedentes que está afectando de manera desproporcionada a los grupos más vulnerables de la población. El FMI está trabajando arduamente con las autoridades de los países afectados y sus socios en el desarrollo para asegurar que el brote pueda controlarse rápidamente y ayudar a la reconstrucción económica que deberá realizarse posteriormente”.

Los acuerdos de financiamiento ascienden al 25% de la cuota de cada país en el FMI, y se desglosan de la siguiente manera:

Guinea: El Directorio aprobó US$41,4 millones en el marco del Servicio de Crédito Rápido (SCR). El brote de ébola comenzó en Guinea a finales de 2013 y se intensificó rápidamente a partir de julio, aunque este país se ha visto un poco menos golpeado que sus vecinos. Las perspectivas económicas a corto plazo de Guinea se han deteriorado considerablemente, y para 2014 se prevé una caída del crecimiento del 4,5% proyectado a principios de este año al 2,4%. Guinea está haciendo progresos satisfactorios en el marco del acuerdo vigente en virtud del Servicio de Crédito Ampliado (SCA) pero recibirá financiamiento de emergencia en el marco del SCR debido a que está pendiente el último examen del acuerdo vigente en el marco del SCA.

Liberia: El Directorio Ejecutivo aprobó un aumento de U$48,3 millones en el marco de un acuerdo vigente en virtud del SCA. En estos momentos Liberia es el país más afectado por la epidemia, la cual ha desbordado su capacidad para responder al brote. Además del elevado costo humano, el brote está teniendo un enorme impacto económico y social que podría poner en peligro los logros alcanzados durante una década de paz. Según las estimaciones preliminares, se proyecta que el crecimiento del PIB se reducirá del 6% al 2,5% en 2014 dado que la actividad en sectores económicos clave, como la minería, los servicios y la agricultura, se está viendo gravemente perturbada por este brote.

Sierra Leona: El país recibirá un aumento de US$39,8 millones en el marco del SCA. El ébola se ha extendido por todo el país, afectando gravemente el tejido económico y social. El crecimiento está desacelerándose —del 11,3% al 8% este año, según las estimaciones presentadas en agosto— las presiones inflacionarias se han intensificado y han surgido nuevas necesidades de financiamiento de balanza de pagos y fiscales.

“Una crisis sanitaria de esta magnitud tendrá inevitablemente un fuerte impacto económico, y el FMI tiene la responsabilidad de ayudar a los países a mantener su estabilidad”, señaló Antoinette Sayeh, Directora del Departamento de África del FMI. “Estamos trabajando estrechamente con nuestros homólogos en estos tres países para proporcionar financiamiento y asesoramiento que puedan contribuir de manera importante a ayudarlos en su lucha contra el ébola”.

Se acelera el ritmo de la infección

La epidemia de ébola —una fiebre hemorrágica que se origina en animales salvajes— surgió en Guinea a principios de este año y posteriormente se extendió a los países vecinos de Liberia y Sierra Leona. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), aproximadamente 6.000 personas han contraído el virus en estos tres países (las cuales se suman a un pequeño número de casos registrados en Nigeria y Senegal, donde este virus parece contenido) y, según se ha informado, han muerto cerca de 3.000 personas.

Sin embargo, es probable que el número real de muertes sea mayor, dado que existen pruebas de que no se notifican todos los casos de ébola ni las muertes. Además, el ritmo de la infección se ha acelerado en las últimas semanas, especialmente en Liberia y, en menor medida, en Sierra Leona.

Los tres países afectados están luchando para establecer un mecanismo de defensa eficaz para evitar la propagación del ébola debido en gran parte a la capacidad extremadamente limitada de sus sistemas de salud pública. Un número cada vez mayor de organismos internacionales han decidido apoyar a estos países, entre ellos, las Naciones Unidas y la OMS, el Banco Mundial, el Banco Africano de Desarrollo y las principales organizaciones no gubernamentales, como Médicos Sin Fronteras y la Cruz Roja. Varios gobiernos y donantes internacionales y nacionales privados también han comprometido importantes recursos.