El Directorio Ejecutivo del FMI aprueba un acuerdo por US$10.500 millones a favor de Colombia en virtud de la Línea de Crédito Flexible

Comunicado de Prensa No. 09/161
11 de mayo de 2009

El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó en el día de hoy un acuerdo por un año por un monto de DEG 6.966 millones (unos US$10.500 millones) a favor de Colombia en el marco de la Línea de Crédito Flexible (LCF). Las autoridades colombianas han manifestado su intención de considerar este acuerdo como precautorio y no tienen planes de girar contra la línea.

La LCF esta disponible para países que, como Colombia, tienen una larga trayectoria de políticas macroeconómicas y marcos institucionales sólidos. El acuerdo con Colombia constituye el segundo compromiso suscrito en América Latina y el tercero en el mundo (después de los acuerdos correspondientes a México y Polonia) bajo la LCF, la cual se creó en el contexto de una reestructuración profunda de los mecanismos de crédito del FMI, anunciada el 24 de marzo de 2009 (véase el Comunicado de Prensa No. 09/85 y la Nota de Información al Público No. 09/40).

La LCF está diseñada para apoyar los esfuerzos de prevención de crisis de los países ya que ofrece la flexibilidad para utilizar la línea de crédito en cualquier momento. Los desembolsos no son escalonados ni están condicionados al cumplimiento de objetivos de política, como ocurre en el caso de los programas tradicionales respaldados por el FMI. Esta flexibilidad en el acceso se justifica porque los estrictos criterios de calificación a la LCF provén garantías de que el país mantendrá políticas económicas sólidas para enfrentar los retos que se presenten.

Al término de las deliberaciones del Directorio Ejecutivo, el Sr. John Lipsky, Primer Subdirector Gerente y Presidente Interino del Directorio, formuló la siguiente declaración:

“En la última década, Colombia ha registrado resultados macroeconómicos muy favorables, apoyándose en sólidos marcos institucionales. El crecimiento del PIB ha sido fuerte. El régimen de metas de inflación ha reducido la inflación a niveles de un dígito. Regidos por el marco fiscal de mediano plazo, los coeficientes de endeudamiento de Colombia han disminuido sustancialmente. El régimen cambiario flexible y la prudente gestión de la deuda han reducido las vulnerabilidades. Además, la cuidadosa supervisión y regulación han preservado la solidez del sistema financiero.

“Pese a sus fundamentos económicos sumamente sólidos, las perspectivas a corto plazo de Colombia se han visto perjudicadas por el entorno mundial. Si bien el tipo de cambio flexible permitió absorber la primera ronda de efectos de la crisis mundial, la debilidad de la demanda externa ha generado una contracción de las exportaciones y una considerable desaceleración de la actividad económica. No obstante, el sistema financiero no ha sido afectado en forma importante por la crisis mundial, y el Gobierno de Colombia ha mantenido el acceso a los mercados de capital internacionales en condiciones favorables.

“Las respuestas de política de las autoridades frente a la crisis mundial han sido prudentes y apropiadas. Dado que las presiones inflacionarias están cediendo, la política monetaria ha sido relajada. Las autoridades también están permitiendo el funcionamiento de los estabilizadores fiscales automáticos, preservando al mismo tiempo la sostenibilidad fiscal a mediano plazo. El tipo de cambio ha sido un amortiguador efectivo, con intervenciones limitadas y basadas en reglas a fin de suavizar la volatilidad del tipo de cambio, y las pérdidas de reservas han sido moderadas. Las autoridades han tomado medidas oportunas para proteger el sistema financiero, ampliando la cobertura de los seguros de depósitos. También han evitado una posible escasez de crédito a través de la contratación de financiamiento externo para el banco estatal de comercio exterior, con el fin de canalizar recursos a los bancos y corporaciones que han visto reducido su acceso al crédito para el comercio exterior.

“Las autoridades consideran esta Línea de Crédito Flexible del FMI, por un año, como un acuerdo precautorio que jugará un papel importante en fortalecer la confianza en su marco de política y estrategia económica, en un entorno de alta incertidumbre global. La solidez de los fundamentos y marcos institucionales de Colombia, la comprobada trayectoria de implementación de políticas económicas sanas, y el seguro adicional que provee la LCF, dan confianza en la capacidad de las autoridades para enfrentar los riesgos y presiones potenciales que surgirían si se materializa un mayor deterioro del las condiciones globales”, señalo el Sr. Lipsky.



DEPARTAMENTO DE RELACIONES EXTERNAS DEL FMI

Relaciones públicas    Relaciones con los medios
de comunicación
E-mail: publicaffairs@imf.org E-mail: media@imf.org
Fax: 202-623-6220 Phone: 202-623-7100