IMF Logo

Boletín del FMI : Recuperación gradual en Perú tras la desaceleración en 2014

27 de mayo de 2015

  • El crecimiento se desaceleró en 2014, pero se prevé que repunte a 3¾% en 2015
  • El repliegue de las medidas de estímulo fiscal debe ser gradual
  • Medidas para reducir la dolarización con el fin de afianzar el sistema financiero

Al igual que muchos países de América Latina, el crecimiento en Perú se desaceleró drásticamente en 2014, pero para este año se espera que se recupere con el apoyo de sólidas políticas de respuesta, señaló el FMI en su informe anual sobre la economía peruana.

(foto: JTB PhotoUIG/Newscom)

La costa de Lima: El FMI prevé que la economía peruana se recupere en 2015 y a mediano plazo (foto: JTB PhotoUIG/Newscom)

EXAMEN DE LA ECONOMÍA

Perú continúa siendo una de las economías de mejor desempeño de América Latina; cuenta con políticas macroeconómicas y fundamentos económicos sólidos, y presenta mejoras visibles en cuanto a la reducción de la pobreza.

Pero el país enfrentó una difícil coyuntura externa en 2014. El descenso de los precios de los metales y el crecimiento moderado de los socios comerciales fueron un lastre significativo para la inversión privada y las exportaciones. Los shocks externos se vieron agravados por una contracción de la inversión pública subnacional y problemas temporales de oferta en los sectores pesquero, minero y agrícola.

En este contexto, el crecimiento se desaceleró a 2,4% en 2014, de 5,8% un año antes.

Para respaldar el crecimiento, las autoridades adoptaron una serie de medidas de estímulo, que incluyeron recortes de impuestos, aumento del gasto fiscal y otras acciones para agilizar los proyectos de inversión. Asimismo, se flexibilizaron las condiciones monetarias teniendo en cuenta que las expectativas inflacionarias están estables, y esto ayudó a reducir las tasas activas y a promover el crédito al sector privado.

Repunte gradual

El informe prevé que el crecimiento repunte a aproximadamente 3¾% este año, siempre que los shocks de la oferta del año pasado se reviertan y que el estímulo de política se implemente satisfactoriamente.

El crecimiento debería aumentar en 2016−17 si entran en funcionamiento nuevas minas e importantes proyectos de infraestructura y si se disipan los shocks de los términos de intercambio. Se prevé que para fines de 2015 la inflación debería converger hacia el punto medio de la banda de 1%-3% fijada como meta, y el déficit en cuenta corriente se reducirá a mediano plazo conforme las exportaciones mineras ganen terreno.

En el horizonte se vislumbran riesgos externos importantes, pero gracias a las políticas y los fundamentos sólidos, Perú goza de una situación holgada para responder a shocks futuros.

Apoyar la recuperación

Las medidas de estímulo fiscal han sido oportunas y apoyarán la recuperación, pero el informe señala que dichas medidas deben implementarse de forma eficaz y replegarse gradualmente, evitando aumentos del gasto corriente no prioritario. A mediano plazo, el informe recomienda fijarse como meta un pequeño superávit fiscal estructural de ½% del PIB para mantener reservas que permitan responder a shocks de las materias primas, riesgos de desastres naturales y pasivos contingentes.

Según el informe, la política monetaria ha sido debidamente acomodaticia, y las expectativas de inflación han permanecido firmemente ancladas dentro de la banda de 1%-3% fijada como meta. En adelante, la política monetaria debe seguir respondiendo a cambios en las expectativas inflacionarias y a la evolución externa. La flexibilidad cambiaria será la clave para amortiguar cualquier presión externa adicional, aunque quizá se precisen intervenciones cambiarias limitadas para atenuar la volatilidad excesiva que podría socavar la estabilidad financiera.

Garantizar la estabilidad financiera

El informe señala que las nuevas medidas de desdolarización deberían ayudar a afianzar el sistema financiero de Perú. Los nuevos acuerdos de recompra de moneda local y el encaje legal adicional impuesto a los depósitos en moneda extranjera ayudarán a reducir la dolarización y a potenciar el funcionamiento de la política monetaria. Otras medidas útiles consisten en aplicar requisitos prudenciales más estrictos a los prestatarios que no cuentan con cobertura y mejorar los datos y los análisis de los balances del sector privado.

La flexibilidad del tipo de cambio respaldará la desdolarización al alentar al sector privado a cubrir sus exposiciones cambiarias. Otro componente importante del programa de desdolarización debería ser la profundización de los mercados financieros y de capital. Se debería recopilar información de los balances de la pequeña y mediana empresa y de los hogares para poder evaluar mejor los riesgos de descalces de monedas.

El sistema financiero sigue siendo sólido y estable, aunque el deterioro de los balances de las instituciones no bancarias más pequeñas exige una supervisión más estricta.

Fomentar el crecimiento potencial

Los precios más bajos de los metales, la moderación del crecimiento en China y el menor dinamismo de la inversión son señales de que el crecimiento potencial quizá se haya desacelerado con respecto a los máximos registrados la década anterior. Para impulsar el producto potencial se necesitará una firme implementación de reformas estructurales para potenciar la productividad, la inversión, el capital humano y el empleo formal.

La simplificación de los requisitos jurídicos y los trámites burocráticos es con razón una reforma prioritaria del gobierno, y la reforma educativa y las medidas de inclusión de gran alcance deberían seguir su curso dentro del marco de disciplina fiscal. Según el informe, sigue siendo un desafío perseverar en la reforma del mercado laboral.