IMF Logo

Boletín del FMI : El FMI aumenta la asistencia técnica y la capacitación

3 de octubre de 2014

  • El gasto en el fortalecimiento de las capacidades aumentó por cuarto año consecutivo
  • El FMI ofreció 74.000 días de asistencia técnica y 54.000 días de capacitación
  • El FMI recibió nuevos fondos de donantes para el fortalecimiento de las capacidades por un total de US$181 millones

En respuesta al elevado nivel de demanda proveniente de países miembros de todas las regiones del mundo, el Fondo Monetario Internacional aumentó el gasto en el fortalecimiento de las capacidades por cuarto consecutivo, según el Informe Anual del FMI de 2014 publicado hoy.

Encuestadoras recopilan datos para un censo en Myanmar, uno de los países que ha trabajado con el FMI para desarrollar su capacidad de gestión económica (foto: Lynn Bo Bo/EPA/Newscom).

Encuestadoras recopilan datos para un censo en Myanmar, uno de los países que ha trabajado con el FMI para desarrollar su capacidad de gestión económica (foto: Lynn Bo Bo/EPA/Newscom).

INFORME ANUAL DEL FMI DE 2014

La reciente crisis mundial puso de manifiesto que todos los países miembros, incluidas las economías avanzadas, deben abordar sus deficiencias institucionales y adaptarse a la rápida evolución económica y financiera mundial. Además de la supervisión económica y la concesión de préstamos, el FMI brinda apoyo a los países miembros a través de lo que se denomina el fortalecimiento de las capacidades: asistencia técnica (asesoramiento de expertos en los países sobre temas específicos durante períodos limitados) y capacitación a los funcionarios de los países para mejorar sus capacidades económicas y sus conocimientos en materia de políticas.

Durante el ejercicio que abarca este informe (1 de mayo de 2013–30 de abril de 2014), el gasto directo del FMI en el fortalecimiento de las capacidades aumentó por cuarto año consecutivo, a US$235 millones, frente a US$160 millones en 2011, y casi la mitad de este total se financió con recursos de diversos países miembros, como Japón (véase el gráfico 1).

Annual Report Capacity Development.png

Estos recursos permitieron al FMI ofrecer asistencia técnica por un total de 285 “años-persona", lo que equivale a un experto trabajando durante 285 años, es decir, más de 74.000 días de asesoramiento de expertos. Los temas fiscales representan el grueso de la asistencia técnica ofrecida, seguidos de los temas monetarios y del sector financiero. El monto total de asesoramiento ofrecido aumentó en todas las regiones y categorías de ingresos, tanto en los países de bajo ingreso como en las economías de mercados emergentes o avanzadas.

Con el apoyo de donantes externos y otros proveedores de capacitación, durante el ejercicio se ofreció capacitación a más de 6.300 funcionarios en 178 eventos, por un total de 10.856 “semanas-participante”, lo que equivale a más de 54.000 días de capacitación. Las economías de mercados emergentes fueron las beneficiarias del grueso de la capacitación, que representó alrededor del 60% del total; en términos de distribución regional, Oriente Medio y Asia central, y Asia y el Pacífico, recibieron el volumen más grande de capacitación a lo largo del ejercicio.


La respuesta a necesidades urgentes

El FMI continuó respondiendo sin demora a las necesidades urgentes de asistencia técnica de un amplio conjunto de países, la cual se canalizó a través de sus nueve centros regionales de asistencia técnica y de la sede del FMI. Por ejemplo, el FMI brindó asesoramiento en materia de racionalización del gasto y fortalecimiento de las redes de protección social para hacer frente a una grave crisis económica en Ucrania. En Chipre, ayudó a las autoridades a mejorar la política y la administración tributaria, reformar la gestión financiera pública y organizar las prioridades de gasto público. En Albania, colaboró con las autoridades para controlar la demora en el pago de gastos, mejorar el control de compromisos y fortalecer la administración tributaria.

En una serie de países con problemas, el FMI brindó asistencia a las autoridades para mejorar la formulación del presupuesto (Libia y Somalia) y afianzar la gestión financiera pública (Guinea-Bissau, Malí y Níger). En los países europeos en crisis, asesoró sobre política y gestión fiscal, insolvencia de empresas y hogares, reformas judiciales y ejecución de reclamaciones para facilitar una rehabilitación sin demora de las empresas y mejorar el cobro de deudas.

Capacitación

El FMI ofrece cursos de capacitación práctica y orientada a políticas en macroeconomía, finanzas y esferas de actividad relacionadas a funcionarios públicos de los países miembros, en la sede del FMI y en sus siete centros y programas regionales de capacitación, y en los países miembros. El programa de capacitación es un elemento integral de las actividades del FMI para fortalecer las capacidades y tiene por objeto responder a la evolución macroeconómica internacional y los cambiantes retos para las políticas, la demanda de capacitación por parte de los países miembros y las innovaciones tecnológicas.

El año pasado, el FMI organizó una serie de cursos sobre nuevos temas de importancia estratégica para los países miembros del FMI, como la prevención de crisis financieras, el restablecimiento de la salud del sector financiero y la promoción del crecimiento inclusivo. El FMI también amplió la oferta de cursos de capacitación por Internet y creó un programa de cursos en asociación con la institución sin fines de lucro edX. Para aprovechar las sinergias entre la asistencia técnica y la capacitación, se prepararon nuevos cursos en colaboración con los centros regionales de asistencia técnica (CRAT) del FMI: por ejemplo, el Instituto de Capacitación de Singapur cooperó con la Oficina de Asistencia Técnica de la República Democrática Popular Lao y Myanmar para dictar un curso adaptado especialmente a las necesidades de los funcionarios de Myanmar.

Respaldo externo

El respaldo de los donantes continúa afianzando la capacidad del FMI para proporcionar asistencia técnica y capacitación a los países miembros. En el ejercicio 2014, se recibieron nuevos aportes por un total de US$181 millones, y las actividades financiadas por donantes totalizaron US$147 millones. El FMI canaliza el apoyo externo para el fortalecimiento de las capacidades que recibe de diversos donantes a través de los CRAT y centros de capacitación regionales, así como de asociaciones bilaterales. El FMI también administra varios fondos fiduciarios para fines determinados que brindan asistencia técnica sobre temas específicos, como la gestión de los recursos naturales y la lucha contra el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo.

Acceda a más información sobre las actividades del FMI para el fortalecimiento de las capacidades y otras actividades de apoyo a los países miembros en el Informe Anual del FMI de 2014, disponible en edición impresa en alemán, árabe, chino, español, francés, japonés, inglés y ruso, en CD-ROM (en inglés), y por Internet en www.imf.org/external/pubs/ft/ar/2014/eng. La página web del Informe Anual incluye los estados financieros del FMI para el ejercicio 2014 y otros documentos de referencia. Pueden obtenerse ejemplares del Informe Anual, los estados financieros y el CD-ROM en forma gratuita dirigiéndose a IMF Publication Services, P.O. Box 92780, Washington, DC 20090, en Internet a www.imfbookstore.org o www.elibrary.imf.org, o por correo electrónico a publications@imf.org.