IMF Logo

Boletín del FMI : La banca internacional es más segura desde la crisis

8 de abril de 2015

  • Los bancos han reducido los préstamos transfronterizos y dependen en mayor medida de los préstamos locales concedidos a través de filiales
  • Gracias a esto, los sistemas financieros en los países anfitriones son más seguros
  • Las autoridades deben promover una banca internacional estable

Los bancos internacionales ahora dependen relativamente más de los préstamos concedidos a través de filiales extranjeras que de los préstamos transfronterizos. Según un nuevo estudio del Fondo Monetario Internacional (FMI), esto puede haber hecho más seguros los sistemas financieros en los países anfitriones.

Un banco en Londres: Los bancos internacionales han reducido sus préstamos transfronterizos, lo cual es bueno para la estabilidad financiera (Foto: Reuters/Toby Melville)

Un banco en Londres: Los bancos internacionales han reducido sus préstamos transfronterizos, lo cual es bueno para la estabilidad financiera (Foto: Reuters/Toby Melville)

INFORME SOBRE LA ESTABILIDAD FINANCIERA MUNDIAL

En un nuevo análisis de la última edición del Informe sobre la estabilidad financiera mundial (Global Financial Stability Report, o Informe GFSR), el FMI señaló que los préstamos transfronterizos intensifican los shocks adversos, tanto internos como mundiales, que afectan a la economía y el sistema financiero de un país. Los países con mayor exposición a préstamos transfronterizos experimentan una merma más considerable del crecimiento del crédito durante las crisis nacionales e internacionales. Los préstamos locales concedidos por filiales extranjeras, sin embargo, presentan un comportamiento diferente.

Cómo funciona

En principio, los préstamos concedidos por bancos extranjeros pueden ser una espada de doble filo para la estabilidad financiera de un país que recibe ese tipo de préstamos (el país anfitrión). Por un lado, es menos probable que los bancos extranjeros se vean afectados por los problemas locales y, por lo tanto, es posible que ayuden a estabilizar el crecimiento del crédito cuando las economías anfitrionas experimentan tensiones. Por otro lado, los bancos extranjeros tienden a transmitir los shocks mundiales a los países anfitriones.

Los bancos suelen llevar a cabo sus actividades de crédito internacional de dos formas: directamente de manera transfronteriza o a través de sus filiales. En el primer caso, el banco matriz concede préstamos directamente a empresas o a otros bancos en otro país. En el segundo, las sucursales o filiales controladas por el grupo bancario conceden préstamos a residentes del país en el que están ubicadas. Estas dos formas de banca internacional tienen implicaciones muy diferentes para la estabilidad financiera del país anfitrión.

Mientras que los vínculos bancarios transfronterizos tienden a agravar los efectos adversos de los shocks nacionales e internacionales del crédito en los países anfitriones, los préstamos locales pueden desempeñar una función estabilizadora durante las crisis internas.

“Cuando se producen crisis dentro de un país, las filiales de propiedad extranjera tienden a contraer su crédito en menor medida que los bancos internos”, dijo Gastón Gelos, Jefe de la División de Análisis de la Estabilidad Financiera Mundial del FMI. “Esto es particularmente cierto si la matriz de la filial está bien capitalizada y cuenta con fuentes estables de financiamiento”.

Unos bancos se repliegan, otros se expanden

El giro relativo que se ha dado desde la crisis a favor de los préstamos basados en filiales probablemente tendrá implicaciones positivas para la estabilidad financiera del país anfitrión.

Desde la crisis financiera mundial, las regulaciones más estrictas sobre los bancos, tanto las de tipo general como las específicas aplicadas a sus operaciones internacionales, combinadas con la necesidad de sanear los balances de los bancos, han llevado a las instituciones a reducir sus préstamos internacionales. Han reenfocado su atención en regiones y centros financieros que revisten mayor importancia estratégica para ellos. Los bancos con balances débiles limitaron más los préstamos transfronterizos.

Esta tendencia ha estado impulsada principalmente por los bancos de la zona del euro. El repliegue del crédito transfronterizo de los bancos europeos a Asia abrió margen para la expansión de otros bancos con enfoques más regionales; los bancos chinos y japoneses, por ejemplo, han cubierto parcialmente la brecha. En África, la expansión de los bancos panafricanos en todo el continente ha intensificado los vínculos financieros entre los países africanos.

Si bien la reducción de los préstamos transfronterizos probablemente tendrá implicaciones positivas para la estabilidad financiera, este tipo de actividad bancaria internacional también aporta ventajas. Por ejemplo, los préstamos transfronterizos directos por parte de los bancos internacionales contribuyen a la asignación del ahorro internacional entre los países, y ayudan a los prestatarios a diversificar sus fuentes de financiamiento. Las autoridades por lo tanto deben tomar medidas para hacer más seguras las actividades bancarias internacionales.

GFSR1 spa.png

El análisis del informe corrobora el argumento a favor de las políticas que promueven la cooperación internacional en torno a los mecanismos de resolución transfronterizos que limitan los riesgos asociados con las quiebras de los bancos internacionales.

Al mismo tiempo, dado que se observa que los préstamos locales concedidos por filiales son más seguros y resistentes, las políticas que promueven ese tipo de crédito son útiles. Los gobiernos pueden incrementar la capacidad de resistencia a los shocks financieros alentando a las filiales de los bancos internacionales a recurrir más a fuentes locales de financiamiento.

“Dado que los bancos matrices bien capitalizados también contribuyen a la estabilidad financiera en el país anfitrión, las recientes reformas financieras que buscan reforzar las reservas de capital de los bancos internacionales ayudan a fomentar la estabilidad financiera a escala mundial”, dijo Gelos.

El FMI publicará más detalles del Informe sobre la estabilidad financiera mundial el 15 de abril.