El Directorio Ejecutivo del FMI concluye la revisión del desempeño de Colombia en el marco de la Línea de Crédito Flexible

30 de abril de 2021

Washington, DC30 de abril de 2021: El Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) concluyó el 28 de abril de 2021 su revisión de la calificación de Colombia para el acuerdo bajo la Línea de Crédito Flexible (LCF) y reafirmó que Colombia continúa satisfaciendo los criterios de acceso a los recursos de la LCF.

El acuerdo actual de dos años a favor de Colombia en el marco de la LCF fue aprobado por el Directorio Ejecutivo del FMI el 1 de mayo de 2020 (véase Comunicado de Prensa No. 20/201 ). Posteriormente, el 25 de septiembre de 2020 el acceso en el marco de la LCF se incrementó a un monto equivalente a DEG 12.267 millones o aproximadamente USD 17.600 millones (véase Comunicado de prensa No. 20/300 ) y Colombia realizó un giro de DEG 3.750 millones o de alrededor de USD 5.400 millones en diciembre (véase Comunicado de Prensa No. 20/363 ). Las autoridades de Colombia han manifestado su intención de asignar carácter precautorio al acceso restante en el marco de la LCF: un monto equivalente a DEG 8.517 millones (o alrededor de USD 12.2 millones).

El primer acuerdo a favor de Colombia en el marco de la LCF fue aprobado el 11 de mayo de 2009 (véase Comunicado de Prensa No. 09/161 ) y los acuerdos posteriores fueron aprobados el 7 de mayo de 2010 (véase Comunicado de Prensa No. 10/186 ), el 6 de mayo de 2011 (véase Comunicado de Prensa No. 11/165 ), el 24 de junio de 2013 (véase Comunicado de Prensa No. 13/229 ), el 17 de junio de 2015 (véase Comunicado de Prensa 15/281 ), el 15 de junio de 2016 (véase Comunicado de Prensa No. 16/279 ) y el 25 de mayo de 2018 ( véase Comunicado de Prensa No. 18/196 ).

Al término de las deliberaciones del Directorio Ejecutivo sobre Colombia, la Subdirectora Gerente y Presidenta Interina del Directorio, Antoinette Sayeh, realizó la siguiente declaración:

“Colombia tiene marcos de políticas muy sólidos —anclados en un tipo de cambio flexible, un régimen de metas de inflación creíble, una eficaz supervisión y regulación del sector financiero, y en un marco fiscal estructural a mediano plazo— que siguen siendo un pilar para el país y han permitido a las autoridades responder de manera coordinada y oportuna a la pandemia de COVID-19. Como resultado, tras la mayor recesión registrada en Colombia, la economía está volviendo a crecer con políticas bien posicionadas para apoyar la incipiente recuperación.

“El país sigue expuesto a elevados riesgos externos dada la incertidumbre sobre la trayectoria de la pandemia. Los retrasos en la distribución de vacunas en todo el mundo podrían obstaculizar la recuperación interna a través de su impacto en la demanda mundial y en los precios del petróleo. El endurecimiento de las condiciones financieras mundiales podría incrementar los costos de los préstamos y aumentar los riesgos de refinanciamiento. En ese contexto, las autoridades siguen mostrando su firme compromiso de mantener políticas sólidas y prudentes en el futuro. Por ello, las autoridades han presentado al Congreso un programa integral de reforma fiscal destinado a aumentar los ingresos de forma duradera y equitativa para salvaguardar el gasto social esencial y la inversión pública, reforzando al mismo tiempo el marco fiscal para afianzar la solidez de las finanzas públicas a mediano plazo. Esta reforma contribuirá a estabilizar la deuda pública y a situarla en una trayectoria descendente a lo largo del tiempo, lo que permitirá a las autoridades recomponer los márgenes de maniobra fiscal para garantizar la resiliencia de la economía.

“El acuerdo en el marco de la LCF contribuye a que el financiamiento esté disponible cuando se necesita y sigue proporcionando un colchón de liquidez internacional que señala la solidez de los fundamentos económicos de Colombia y de sus marcos de políticas. Las autoridades han manifestado claramente su intención de dar carácter precautorio al acceso restante del acuerdo en el marco de la LCF y están dispuestas a prepararse para una retirada gradual a medida que retroceda claramente el conjunto de riesgos excepcionales de la economía mundial, en consonancia con el carácter temporal del instrumento. Sigue siendo importante mantener una cuidadosa estrategia de comunicación para facilitar una salida ordenada de la LCF.”

Departamento de Comunicaciones del FMI
RELACIONES CON LOS MEDIOS

OFICIAL DE PRENSA: Maria Candia Romano

TELÉFONO:+1 202 623-7100CORREO ELECTRÓNICO: MEDIA@IMF.org