IMF

Boletín del FMI : El renminbi chino se suma a la cesta del derecho especial de giro del FMI

1 de diciembre de 2015

  • El renminbi es la quinta moneda que conforma la cesta de DEG
  • Su inclusión constituye un importante hito en la integración financiera mundial de China
  • La decisión refleja el creciente grado de uso y negociación del renminbi a nivel internacional

El renminbi (RMB) —la moneda de China— se sumará a la cesta de monedas que conforman el derecho especial de giro (DEG) del FMI.

Una cajera de banco cuenta renminbi: El Directorio Ejecutivo del FMI ha determinado que la moneda china es “de libre uso” (foto: Imaginechina/Corbis)

Una cajera de banco cuenta renminbi: El Directorio Ejecutivo del FMI ha determinado que la moneda china es “de libre uso” (foto: Imaginechina/Corbis)

LA CESTA DE DEG DEL FMI

Es la primera vez en más de 15 años que cambia la lista de monedas que integran el DEG. El cambio fue acordado por el Directorio Ejecutivo del FMI tras un examen regular de las monedas que integran la cesta de DEG.

“La decisión del Directorio Ejecutivo constituye un importante hito en la integración de la economía china en el sistema financiero internacional. Asimismo, constituye un reconocimiento del progreso realizado por las autoridades del país en los últimos años en pos de la reforma de los sistemas monetarios y financieros de China”, afirmó la Directora Gerente del FMI, Christine Lagarde.

“La continuación y profundización de estos esfuerzos fortalecerán el sistema monetario y financiero internacional, lo cual a su vez respaldará el crecimiento y la estabilidad de China y la economía mundial”, añadió.

DEG: Un activo de reserva internacional

El DEG es un activo de reserva internacional creado por el FMI en 1969 para complementar las reservas oficiales de los países miembros. Desde 1999, cuando el euro reemplazó el marco alemán y el franco francés, su valor se ha basado en una cesta de cuatro monedas: el dólar de EE.UU., el euro, el yen japonés y la libra esterlina, que cumplen con los criterios de inclusión del FMI.

La composición y la valoración del DEG por lo general se examinan cada cinco años para garantizar que refleje la importancia relativa de las monedas que lo integran en los sistemas comerciales y financieros internacionales.

El último examen que realizó el Directorio Ejecutivo del FMI concluyó que China y su moneda cumplen con los dos criterios de inclusión en la cesta: que el país emisor esté entre los principales exportadores del mundo y que la moneda sea “de libre uso.”

Se estima que una moneda es de libre uso cuando se la utiliza ampliamente para saldar transacciones internacionales y se la negocia ampliamente en los principales mercados de cambio. La determinación del Directorio Ejecutivo del FMI en el sentido de que el renminbi es de libre uso y la decisión de incluirlo en la cesta de DEG entrarán en vigencia el 1 de octubre de 2016.

El examen también reconoció las medidas tomadas en los últimos tiempos por las autoridades chinas para conceder a administradores de reservas oficiales extranjeros y sus agentes pleno acceso a los mercados de divisas y renta fija del país, así como pasos para mejorar la divulgación de datos.

Las ponderaciones del DEG

La cesta de DEG revisada tendrá las siguientes ponderaciones: 41,73% para el dólar de EE.UU.; 30,93% para el euro; 10,92% para el renminbi chino; 8,33% para el yen japonés; y 8,09% para la libra esterlina. Estas ponderaciones se basan en una nueva fórmula adoptada por el FMI en este examen.

De acuerdo con la nueva fórmula, las ponderaciones de las monedas que integran la cesta de DEG se basan en el valor de las exportaciones de los emisores, el monto de las reservas denominadas en las respectivas monedas que forman parte de las tenencias de otras autoridades monetarias, el volumen de negociación en divisas, y los títulos de deuda internacionales y pasivos de bancos internacionales denominados en las respectivas divisas.

El FMI refleja cambios en la economía mundial

La decisión de incluir el renminbi en la cesta de DEG refleja profundos cambios en la economía mundial y constituye un reconocimiento del avance realizado por China en las últimas décadas hacia una economía de mercado más abierta.

El informe del personal técnico del FMI al Directorio Ejecutivo señala que desde el último examen del DEG en 2010, el uso del renminbi en los pagos internacionales ha aumentado sustancialmente. Además, la compraventa de renminbi en los mercados de divisas ubicados en dos de los tres principales husos horarios comerciales ha aumentado significativamente, y ahora hace posible transacciones de la magnitud acostumbrada en las operaciones del FMI.

Estos cambios podrían encerrar oportunidades para un sistema financiero internacional más estable y resiliente. “A medida que la integración de China continúe y se profundice, y se vea reflejada en otras economías de mercados emergentes, el sistema monetario y financiero internacional podría fortalecerse, lo cual a su vez respaldaría el crecimiento y la estabilidad de la economía mundial”, afirmó el Director del Departamento de Estrategia, Políticas y Evaluación del FMI, Siddharth Tiwari.

Las operaciones del FMI y el renminbi

“La inclusión del renminbi también realzará el atractivo del DEG como activo de reserva internacional, al diversificar la cesta y lograr que el DEG sea más representativo de las principales monedas del mundo”, afirmó Andrew Tweedie, Director del Departamento Financiero del FMI.

Como moneda de libre uso, el renminbi jugará un papel importante en las operaciones del FMI, ya que en la práctica el grueso de sus actividades de préstamo tiene lugar en monedas de libre uso. La tasa de interés del DEG, que es la base del costo de los préstamos del FMI, también incluirá un instrumento en renminbi a partir de octubre.

Las autoridades de todas las monedas representadas en la cesta de DEG, entre las que se cuenta ahora China, deben mantener un marco de políticas que facilite las operaciones del FMI, sus miembros y otros usuarios de DEG en sus monedas.



Mostrar comentarios

Dejar comentarios

Se moderan los comentarios