El Servicio para Shocks Exógenos-Componente de Alto Acceso (SSE-CAA)

3 de octubre de 2016

El Servicio para Shocks Exógenos-Componente de Alto Acceso (SSE-CAA), creado en 2008, ha proporcionado financiamiento concesionario a países habilitados para adherirse al Fondo Fiduciario para el Crecimiento y la Lucha contra la Pobreza (FFCLP) con necesidades de balanza de pagos causadas por shocks exógenos repentinos. Como parte de una reforma general encaminada a flexibilizar el respaldo financiero del FMI y adaptarlo mejor a las necesidades diversas de los países de bajo ingreso, el SSE-CAA fue reemplazado por el Servicio de Crédito Stand-By (SCS), que entró en vigor en enero de 2010. El crédito pendiente de reembolso de los acuerdos del SSE-CAA ascendía a DEG 448,6 millones al final de agosto de 2016, y estos saldos seguirán sujetos a las mismas condiciones.

El acceso se determinaba caso por caso. El SSE-CAA permitía girar hasta 75% de la cuota para cada acuerdo en circunstancias normales. Los recursos se desembolsaban en forma escalonada sobre la base de los exámenes, y la duración de los programas era de entre uno y dos años.

El programa económico del país en el marco del SSE debía centrarse en el ajuste frente al shock básico, con menos énfasis en el ajuste estructural general que con frecuencia caracteriza a otros programas respaldados por el FMI. El SSE podía utilizarse en conjunción con el Instrumento de Apoyo a la Política Económica (IAPE).

Los préstamos en el marco del SSE han estado exentos de interés hasta finales de 2016. Los reembolsos se efectúan semestralmente a partir de los 5½ años del desembolso y terminan a los 10 años. El 3 de octubre de 2016, el Directorio Ejecutivo acordó dispensar los cargos por intereses sobre los saldos pendientes del SSE hasta la próxima revisión del mecanismo de tasas de interés en 2018. El FMI examina las tasas de interés de todos los servicios concesionarios cada dos años.